wrapper

A muchos posiblemente le suene a coña, sin embargo a unos pocos no les sorprenda. Y es que ni sería la primera ni la última vez que se monta un plan para poder dar valor a una compañía o todo lo contrario. En este caso el plan sería montarlo para darle valor como queda claro en el siguiente análisis.

Y es que todos sabemos que todos somos dueños de Bankia, el Estado tiene un 61.3% aproximadamente del capital lo que serían aproximadamente unos 1.900 millones de títulos, de manera que indirectamente cada español tiene un trocito del banco. También sabemos que teóricamente el Estado tendría que desinvertir antes de finales del año 2019 aunque se estaría estudiando poder ampliar ese plazo al 2022 o 2023.

Tenemos muchas cartas sobre la mesa, sabemos número de acciones a vender, sabemos tiempo que hay para desinvertir (quizás esto sería lo peor visto lo visto), también sabemos el dinero que se tuvo que invertir y también sabemos cómo se mueven los mercados en estos últimos tiempos (sabemos algunas cosas más pero mejor no las comentamos en estos momentos).

Lo primero que nos podríamos preguntar es que si podría producirse un movimiento como el que se ha producido en otros tiempos, la respuesta sería claramente sí ya que eso es lo que estamos viendo como una constante en el mercado durante muchos años. Es verdad que los movimientos que se producen en la actualidad son mucho más rápidos, pero al fin y al cabo los movimientos tienen memoria en el mercado y esos movimientos afortunadamente quedan recogidos en los gráficos de las cotizaciones.

Así vamos a analizar qué ocurrió en la cotización de Bankia tras el rescate y qué ha pasado hasta el momento. Podemos ver que a mediados del 2013 nadie daba un duro por Bankia, lo curioso de por aquel entonces es que ya se había producido el rescate y había mucho a ganar y poco a perder, sin embargo el mercado no decía eso, nos contaban todo lo contrario, es más titulares de prensa escrita importante nos contaba que se iba a “Cero Patatero”.

Si miran el gráfico a mediados del 2013 llegó a caer la cotización a la zona de 1.70-1.90 euros (recordar que en Bankia se produjo un contra Split y por aquel entonces el precio que marcó fue de 0.40-0.50 euros). A partir de entonces se puede observar que el precio fue capaz de subir hasta la zona de 6 euros, donde afortunadamente se hizo una colocación por parte del Estado.

Lo que no querían comprar grandes inversores en 1.80 euros lo quisieron comprar en 6 euros, es decir Bankia por aquel entonces consiguió un 250% aproximadamente y con ello creó el apetito inversor. George Soros fue por ejemplo uno de los que entró a comprar en aquella colocación y tras ese inversor importante lo hicieron muchos más.

A partir de entonces podemos ver sobre el gráfico que ya nunca más estuvo por encima, llegando a caer a mediados del 2016 hasta los 2 euros y consiguiendo recuperar posteriormente hasta los 4.50 euros nuevamente. A partir de ahí ya entramos en los últimos tiempos que vivimos, viendo una caída de la cotización hasta la zona actual de 2.70-3 euros.

Así en el momento actual teniendo todas esas cartas encima de la mesa que ya hemos comentado y algunas más creemos que sería bueno tener un plan por parte del Estado. Ese plan evidentemente pasaría por intentar ver en el mercado igual que lo que ha pasado antaño. Habría que crear un ambiente en el mercado positivo, habría que atraer el apetito inversor y con ello habría que tener un plan para realizar la colocación de ese 61.3%.

Aunque parezca algo increíble, pensar en colocar un 30% en la zona de 6 euros y el otro 30% en la zona de 9 euros sería algo factible, además si se consiguiese eso conseguiríamos que el Estado al final hubiese ganado dinero con el dinero que tuvo que invertir en Bankia para reflotarla y por consiguiente ganaríamos todos los españoles.

Si finalmente el apetito inversor se crea de manera que fuese un Banco de fuera quien viniese a invertir en España queriendo entrar en nuestro mercado, pues muy bien todo perfecto sería cuestión de colocarle ese 61.3% a precios en cualquier caso superiores a los 6 euros y nunca por debajo.

Si miran nuevamente el gráfico podrán ver que hemos colocado esas referencias arriba marcadas con las horizontales rojas, zona de 6 euros y de 9 euros aproximadamente. También hemos colocado una raya blanca subiendo, raya que sería similar a la que tenemos de subida durante el año 2013 y 2014. Si miramos ahí tiempos, si cumpliese movimientos anteriores, estaríamos hablando de mediados del 2019 el poder ver los 6 euros y finales del 2019 poder ver los 9 euros. No sé si sería casualidad o no pero si fuese así incluso se cumplirían los tiempos que tiene por el momento el Estado para desinvertir en Bankia.

 

bankia3011

Pd. Para que el análisis técnico realizado sea válido a partir de ahora el valor ya no debería de bajar de la zona de 2.60 euros o incluso podríamos poner un tope máximo de 2.20 para poder mantener la idea comentada. Mientras por arriba tendríamos señales a favor en medida que consiguiésemos superar niveles de 3.50 y 4.20 euros.

Inicia sesión para enviar comentarios

Sobre nosotros

Somos una “Empresa de Asesoramiento Financiero Independiente” (EAFI), inscrita con el número 69 en el Registro de EAFIs de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Las EAFI son empresas de servicios que prestan exclusivamente servicios de asesoramiento financiero en materia de inversión y en materias auxiliares como estructuración de capital, estrategia industrial y demás servicios en relación con fusiones y adquisiciones.

Revisar política de publicidad

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra poítica de cookies.